Language: EN | ES

La forma como los aficionados se relacionan con el Mundial de la FIFA está cambiando y las marcas lo saben

Emily Barfuss, Directora de Marketing, Tremor International

En la raíz de todo deporte hay dos personajes clave: el atleta y el aficionado. Puede que los atletas sean las estrellas del espectáculo, pero sin los aficionados -sin su energía, su fervor, su apoyo tangible y sus carteras- los partidos y campeonatos deportivos serían juegos muy diferentes. Desde los tatuajes del equipo hasta los cortes de pelo con temática futbolística, el entusiasmo y el poder adquisitivo de los aficionados son vitales para el éxito de cualquier equipo.

Las investigaciones sugieren que los espectadores tienen un impacto tangible y positivo en el rendimiento de los deportistas, y la Copa Mundial de la FIFA es un ejemplo de ello. Desde hace casi un siglo, el torneo ha despertado el entusiasmo de los aficionados al fútbol en todo el mundo, reavivando y redefiniendo el patriotismo y la adulación cada cuatro años. Ahora es el acontecimiento más visto en televisión, eclipsando incluso a los Juegos Olímpicos. Y cuanto más se ve un partido, más competitiva parece ser la competición. La final de la Copa Mundial de la FIFA 2006, por ejemplo, fue vista por 1 de cada 9 personas en todo el mundo, y ese torneo en particular fue testigo de algunos de los goles más increíbles de la historia (incluidos los dos magníficos goles de Cristiano Ronaldo en el último partido de la fase de grupos contra Japón). El Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, espera que la friolera de 5.000 millones de personas sintonicen los partidos de Qatar a finales de este año, la cifra más alta de la historia.

A medida que la audiencia de la Copa Mundial de la FIFA se ha disparado y la tecnología ha evolucionado, también lo han hecho las oportunidades para que los aficionados y las marcas participen en la acción. Con las entrevistas posteriores a los partidos, las transmisiones OTT, las redes sociales e incluso la realidad virtual, las barreras que solían existir entre los aficionados y los deportistas no sólo se están reduciendo, sino que se están derrumbando. Los partidos son más accesibles que nunca para los aficionados, y los jugadores también. A medida que se cierran estas brechas, se abren vías de marketing, y alinearse con el evento es bueno tanto para el sentimiento de marca como para las ventas.

Llegar a los consumidores con el juego del mundo


Una reciente encuesta mundial de Tremor International demostró que hasta el 36% de las personas tienen una opinión más favorable de una marca si ésta patrocina la Copa Mundial de la FIFA, el 33% probablemente visitaría el sitio web de un patrocinador y el 28% probablemente compraría un producto.

Más allá de patrocinar a los equipos y pegar su logotipo en las paredes de los estadios, las marcas tienen ahora la oportunidad de interactuar con los aficionados a un nivel más específico e individual. Aproximadamente 9 de cada 10 aficionados al fútbol en todo el mundo (88%) dijeron que tienen la intención de ver contenidos adicionales de la Copa Mundial de la FIFA, como resúmenes, entrevistas a los jugadores y análisis de los partidos, además de las imágenes de los mismos. Por ejemplo, plataformas como la aplicación FIFA+ ofrecen a los aficionados acceso a más contenidos centrados en los partidos y en los deportistas, incluyendo juegos interactivos y documentales.

Más plataformas y contenidos como estos equivalen a más lugares y espacios para que los anunciantes lleguen a su público objetivo. Según Tremor International, se trata de audiencias muy comprometidas que declararon en un 70% que continuarían siguiendo el torneo incluso si su equipo local quedaba eliminado.

Por qué la Copa Mundial de la FIFA 2022 es única para las marcas
Dado que los partidos de este año se celebran en Qatar, lejos de Europa y América, donde se concentra la mayor parte de la audiencia de fútbol, el estudio global de Tremor International (véase más arriba) sugiere que el 80% de los aficionados lo verán desde casa, lo que les dejará con ganas de más. Más comentarios, información y entrevistas a los deportistas significan más oportunidades para las marcas. Además, la Copa Mundial de la FIFA de este año tendrá lugar durante la temporada de mayor actividad publicitaria, de noviembre a diciembre, y casi la mitad de los aficionados al fútbol tienen previsto comprar los regalos navideños antes de tiempo este año.

Todo esto quiere decir que los aficionados y los atletas pueden ser las dos figuras principales de cualquier deporte, pero las marcas tienen la oportunidad de convertirse en un tercer actor integral en la mezcla. Si invierten su dinero en espacios relacionados con el fútbol, ya sean tradicionales o de otro tipo, tienen la oportunidad de aumentar significativamente el reconocimiento y la fidelidad a la marca. Colocar anuncios en aplicaciones o plataformas de streaming es una apuesta fácil y una forma segura de llegar a los aficionados allí donde están, pero sólo las marcas que se arriesgan pueden conseguirlo.

https://staging.digiday.com/?p=468922
Digiday Top Stories
Ad rendering preventing in staging

Ad position: web_bfu